domingo, 18 de septiembre de 2011

IRRIGACION VESICAL: TEMAS DE INTERÉS PARA NUESTRA PROFESIÓN!

La técnica de lavado vesical consiste en la introducción de líquido (glicina al 1.5 %) en la vejiga y su posterior extracción, bien de forma continua o intermitente, a través de una  sonda vesical.
 Generalmente se utiliza en pacientes que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas, un ejemplo claro está en pacientes sometidos a la resección transuretral (RTU) utilizada para el tratamiento de la hiperplasia prostática, la irrigación vesical se hace en estos pacientes por la presencia de hemorragia, es entonces cuando la sonda entra hacer hemostasia (detener la hemorragia) y hacer un lavado continuo para prevenir la obstrucción de la vejiga y lavarla continuamente.

TIPOS DE LAVADO VESICAL:
      LAVADO VESICAL CONTUINUO
A través de una sonda de 3 vías la vejiga es irrigada continuamente mediante un sistema de irrigación cerrado sin alterar la esterilidad del sistema de drenaje ni incrementar el riesgo de entrada de bacterias en el tracto urinario. También recibe el nombre de irrigación continua de la vejiga. Este tipo de lavado vesical  evita la obstrucción de la sonda por coágulos.
  •  LAVADO VESICAL INTERMITENTE

 Puede realizarse mediante dos sistemas:
ü  Sistema de irrigación cerrado 
ü   La sonda vesical de 2 vías se conecta, gracias a un conector en Y, a la bolsa colectora y a un equipo de goteo, de forma que se puede alternar la irrigación y el vaciado de la vejiga. 
ü   Se emplea cuando no existen coágulos sanguíneos o descamaciones mucosas en el drenaje urinario y las irrigaciones vesicales se necesitan con menor frecuencia. 
ü  Sistema de irrigación abierto 
OBJETIVO
Mantener la permeabilidad de la sonda uretral en pacientes que presentan hematuria, con el fin de impedir que se formen coágulos capaces de obstruir el drenaje de la orina.

MATERIAL
  • Sonda de Foley de 3 vías.
  • Material para sondaje vesical.
  • Solución de irrigación à Glicina al 1.5 %
  • Equipo de irrigación estéril.
  • Sistema de drenaje cerrado, con bolsa de orina (cistoflo).
  • Tapón estéril.
  • Pie de gotero.
  • Guantes estériles.
PROCEDIMIENTO:
·         Identificar al paciente.
·         Explicar al paciente el proceso a realizar.
·         Sondaje vesical, con sonda de Foley de 3 vías, según protocolo del servicio.
·         Lavado de manos y colocación de guantes estériles.
  • Conectar el sistema a la bolsa de irrigación, colgar éste en el pie de gotero y purgar el sistema.
  • Mediante técnica aséptica conectar el sistema de irrigación a la sonda (en su vía correspondiente).
  • Conectar la bolsa de diuresis a la sonda, esta debe quedar por debajo del nivel de la vejiga.
  • Dejar que la solución de irrigación fluya por gravedad, regulando el ritmo de irrigación con la llave del sistema.
  • Cambiar la bolsa de diuresis con frecuencia.
  • Para impedir la entrada de aire en vejiga debemos cambiar la bolsa de irrigación antes de que se vacíe por completo
  • medir la diuresis, mediante el control de entrada y solución.
  • Anotar la técnica realizada en la hoja de enfermería.
  • Lavado de manos.
PARA TENER EN CUENTA:
Debemos estar pendientes de la permeabilidad de la sonda evitando una posible obstrucción, si eso pasa debemos “ordeñar” la tabuladora del la bolsa colectora previniendo una distención vesical y una complicación mayor. Además se debe estar pendiente de las características del liquido drenado para detectar la presencia de sangre o coágulos.
 COMPLICACIONES:
Como es un procedimiento invasivo se corre el alto riesgo de una infección de vías urinarias. También la distención vesical al no cuidado de la permeabilidad de la sonda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada